VOLVER

Guadalupe Plata

Cástulo
Jueves 22 de septiembre a las 21.30 horas

Guadalupe Plata es un grupo español de blues-rock surgido en la ciudad de Úbeda (Jaén), caracterizado por titular todos sus discos con el mismo nombre del grupo, por su proyección internacional y, sobre todo, por su peculiar forma de fusionar el blues con el rock, jazz, psicodelia e incluso el flamenco.
El dúo de blues-rock se basa en la fuerza y sencillez de sus guitarras, la ausencia de electrónica y en el surrealismo y oscuridad de sus letras. La banda, además, es fiel a sus instrumentos, como guitarras caseras o un curioso bajo construido con un barreño de zinc. Otra peculiaridad es su forma de grabar los discos, basada en el espíritu de la primera toma, prácticamente en directo, así que lo hacen en solo dos o tres días, y con ello demuestran frescura y fluidez.
En 2013 reciben el Premio Ojo Crítico, en la categoría de “Música moderna”, concedido por Radio Nacional de España.
En abril de 2021 compartieron estudio con Mike Edison, ex Raunch Hands y The Pleasure Fuckers, escritor, editor y crítico musical.

GUADALUPE PLATA (2019)

«Me ha vuelto a pasar lo que me ha pasado con los anteriores. Y es que piensas que te vas a encontrar lo mismo que en otros discos y en cuanto lo pones te das cuenta de que es lo mismo, pero no. Siempre hay más. Guadalupe Plata siempre dan más».

Diego RJ, El Sótano de Radio 3.  

Eso mismo decía John Peel, hablando de The Fall: always different, always the same”. 

Mark Kitcatt, Everlasting Records. 

«Guadalupe Plata» (2018) supone, en sus propias palabras, «un nuevo intento de ir más allá en nuestra cruzada de la involución y la idea de crear nuestro «Gris-Gris» particular. Para ello decidimos volver a profundizar en el sonido barreño, como bajo principal, una batería con pocos micros que pudiera sacar la mayor naturalidad al sonido y una guitarra enchufada al amplificador sin intermediarios ni nada que pudiera perturbar la paz del convento. Añadimos instrumentos nuevos en algunas canciones como la botella de anís, una bandurria destartalada y algún sonido de puertas viejas, con el fin de añadirle un tinte de la España profunda«. Conviene destacar que todos estos elementos rústicos (una vieja guitarra Harmony con olor a incienso, botellas de anís, bandurrias, un barreño bajo omnipresente y una batería con sonido espectral) contrastaban enormemente con la gigantesca televisión de plasma a la que enchufaban la Nintendo Switch durante los descansos de la grabación.  

GUADALUPE PLATA