VOLVER

Compañía Toucher

LAS PRECIOSAS RIDÍCULAS, de Molière

Cástulo
Viernes 23 de septiembre a las 20.30 horas


Dirigida por Rafael Ruiz, la compañía se estrenó en 2021 en las festividades del Corpus Christi de Jaén, en el teatro Infanta Leonor, con la obra Sacro Calderón, basada en fragmentos de diversos autos sacramentales de Calderón de la Barca.
Los componentes de la compañía se iniciaron en el teatro universitario y amateur con un amplio recorrido en festivales nacionales e internacionales, cosechando diversos reconocimientos y premios.
La versión teatral que proponen pretende mostrar que las preciosas ridículas siguen existiendo en los días actuales en nuestra sociedad, que son prototipos que se repiten, reconocibles en el modelo de conducta, actitud y cultura.
La puesta en escena juega con el tiempo, la vuelta al pasado para recuperar la tradición más genuina molieresca, con el acento en la farsa, haciéndolo mediante un proceso de ensoñación, una proyección onírica de los personajes de las preciosas ridículas que se imaginan ser mujeres del glamour del París de la época. Ese proceso de ensoñación atrae a otros personajes de la época, los criados disfrazados de señor que aparecen en la obra de Molière, los demás personajes se mantienen en el tiempo actual, son la periferia de la ensoñación de las preciosas ridículas.

“Siempre que elijo hacer algo de Molière, lo que persigo es demostrar que este autor es atemporal. Ha cumplido 400 años y sigue vigente, tiene valor no solo para la cultura francesa sino también para la cultura universal. En esta obra, fundamentalmente, están los prototipos que se reproducen de forma permanente en nuestras sociedades. Cuando se habla de “Las preciosas ridículas” y se hace mención a Molière, evidentemente estamos hablando de la segunda mitad del siglo XVII, de una sociedad burguesa que ha crecido mucho, que rivaliza con la nobleza porque tiene posición económica, que compra su título y lugar en la escala social; que pretende parecerse también a ella en elegancia y calidad, pero no llega, porque no ha abandonado sus costumbres provincianas y sus modales rudos. Molière lo que hace es criticar la pretensión de ser lo que no se es; hay un refrán que lo define bien: “aunque la mona se vista de seda, mona se queda”. Evidentemente, el autor pone el acento en las personas que quieren ser lo que no pueden, ya lo hizo con “El burgués gentil hombre”, no solamente criticó los personajes femeninos, también están los personajes masculinos que han querido hacer lo mismo.”

Rafael Ruiz, director

COMPAÑÍA TOUCHER

DIRECTOR
Rafael Ruiz


PERSONAJE / ELENCO
LA GRANGE, joven (Alejandro Castillo).
DU CROISY, joven (Antonio Martínez).
GORGIBUS, burgués (Segundo Garrido).
MADELÓN, hija de Gorgibus (Irene Aguilera).
CATHOS, sobrina de Gorgibus (Patricia Callejo).
MAROTTE, sirvienta de las preciosas ridículas (Elena del Pino).
EL MARQUÉS DE MASCARILLA, criado de La Grange (Ildefonso Gutiérrez).
EL VIZCONDE DE JODELET, criado de Du Croisy (Samuel González).
EQUIPO ARTÍSTICO / TÉCNICO
Música: Mariano Lozano-P
Iluminación: Rafael Ruiz
Espacio escénico / Vestuario: Rosana Landim
PRODUCCIÓN
Agencia de Gestión Cultural GETC